Crónicas Del Siglo XXI.

Para una Nueva Consciencia

Un placer presentaros uno de los blogs más puntero de informaciones sobre la Era de Acuario. Todo sobre los grandes cambios en curso. Nuestra meta es reconocer la Verdad de nuestra existencia humana. Las piezas están en todas las ramas del conocimiento humano, filosofía, ciencia, religión, paraciencias. Intentar reunir todas las piezas del puzzle de la Verdad para recomponerla, requiere saber aprender de todas estas ramas. Si ignoramos una parte de las piezas del puzzle, jamás podremos reconstituir la imagen completa de "La Gran Verdad" que nos une a tod@s. Quizás no la Verdad absoluta Universal Cósmica, pero sí, la pequeña Verdad de nuestra existencia humana. Muchas formas, pero un solo contenido bien definido para todo el mundo dicta nuestros caminos humanos. Tomar consciencia de nuestra verdadera "Dimensión" es nuestra meta. Gracias por existir, bienvenid@s en Crónicas del Siglo XXI.

                                                                                 Un Abrazo y que lo disfrutes.
"¡Nadie puede parar una idea cuyo tiempo ha llegado!". (Víctor Hugo)






Podemos Evolucionar TV





 

Edgar Cayce Profeta y sanador.

Publicado el 31 de Marzo, 2007, 20:15. en Noticias.
Comentar

Seguirme

Referencias (1)



En este blog estamos vigilando los movimientos sísmicos en las tres zonas que indicó Edgar Cayce Anunciando con estos síntomas grandes cambios geofisícos en todo el planeta. Pensamos que estos acontecimientos podrían estar empezando a ocurrir en estos mismo momentos 2006, llegando a su máximo esplendor en el 2012.



Cayce advirtió
que cuando se observe la primera demostración de ciertas condiciones en el Pacífico Sur, se den alzamientos y hundimientos en el Mediterráneo y se registre una mayor actividad en el monte Etna, sabremos que ha comenzado el periodo de grandes catástrofes mundiales.

Cambios Sísmicos:
Según Cayce, los trastornos sísmicos irán aumentando progresivamente, lo que coincide con la confirmación de geólogos y sismólogos de que ha ido aumentando en todo el mundo el número de temblores, terremotos, erupciones, etc...

En 1932, Cayce advirtió que cuando se observe la primera demostración de ciertas condiciones en el Pacífico Sur, se den alzamientos y hundimientos en el Mediterráneo y se registre una mayor actividad en el monte Etna, sabremos que ha comenzado el periodo de grandes catástrofes mundiales.

En un vaticinio hecho en 1941, Cayce dijo que la parte continental de EEUU se vería afectada por los movimientos telúricos, pero que los mayores daños los padecería la costa oeste, los estados del centro y la costa oriental. Primero se producirían grandes explosiones en el Vesubio y en el Monte Pelado, en la Martinica. Cuando uno de los dos o los dos comiencen a rugir, en los tres siguientes meses, la costa sur de California y las zonas situadas entre el Lago Salado y la parte meridional de Nevada pueden verse inundadas. Tanto los Angeles como San Francisco serían destruidas antes que Nueva York.

Resumen de profecías:

• El mundo sufrirá una gran crisis financiera.

.
Demostración de ciertas condiciones en el Pacífico Sur, se den alzamientos y hundimientos en el Mediterráneo y se registre una mayor actividad en el monte Etna.

• Tendrá lugar el gran terremoto de California. Carolina y Georgia padecerán inundaciones. Destrucción de Nueva York. Los grandes lagos verterán sus aguas en el Mississipi.

• Nuevas tierras surgirán en el Atlántico y el Pacífico, frente a las costas americanas, como los restos de continentes perdidos en otras épocas.

• Todo el continente sudamericano se verá sacudido de norte a sur.

• La mayor parte del Japón se hundirá en el mar.

• Europa septentrional se modificará en un abrir y cerrar de ojos. Los lugares dónde se desarrollaban las batallas de la guerra mundial estaban destinadas a convertirse en océanos mares y bahías.

• La tierra experimentará un cambio de sus polos electromagnéticos. Una vez cumplido el cambio de los polos, no habrá más desastres geológicos.

• El advenimiento de un nuevo Mesías y de otros dirigentes espirituales ocurrirá casi al final del periodo de grandes trastornos geológicos.


Recordatorio para saber quien es Edgar Cayce.

Profeta y Sanador

EDGAR CAYCE (1877-1945)


Profecías sobre los cambios en curso.
Entre 2006 y 2012
De Edgar Cayce
El valor de una profecía se encuentra en su sentido de advertencia y de toma de conciencia de los peligros que acechan a lugares concretos del planeta en esos momentos. Permitirán que algunos individuos, tomen en serio la alarma anunciada y se muden en zonas mas tranquilas.
Tendremos tiempo después para llorar a las millones de vidas segadas por este gran cambio geofísico que esta experimentando el planeta.
Sabemos que no podemos contar con los gobiernos actuales, que no hacen ningún caso de las advertencias por proteger sus sistemas económicos, una osadía que deberán pagar con su vida millones de ciudadanos.
Dejamos una vez mas, antes de los acontecimientos, este vaticinio esperando que los lectores de este, lo harán pasar a los amigos y familiares que viven en las zonas de máximo desastres.
Grandes trastornos en el Planeta:
Los trastornos sísmicos irán aumentando progresivamente, lo que coincide con la confirmación de geólogos y sismólogos de que ha ido aumentando en todo el mundo el número de temblores, terremotos, erupciones, etc...
Cuando se observe la primera demostración de ciertas condiciones en el Pacífico Sur, se den alzamientos y hundimientos en el Mediterráneo y se registre una mayor actividad en el monte Etna, sabremos que ha comenzado el periodo de grandes catástrofes mundiales.
La parte continental de EEUU se vera afectada por los movimientos telúricos, pero que los mayores daños los padecería la costa oeste, los estados del centro y la costa oriental. Primero se producirían grandes explosiones en el Vesubio y en el Monte Pelado, en la Martinica. Cuando uno de los dos o los dos comiencen a rugir, en los tres siguientes meses, la costa sur de California y las zonas situadas entre el Lago Salado y la parte meridional de Nevada pueden verse inundadas. Tanto Los Angeles como San Francisco serían destruidas antes que New York.
Los cambios se desatarán por la llegada de un cuerpo celeste al Sistema Solar . Los polos cambiarán de ubicación . Tierras que son cálidas se volverán heladas , y tierras cubiertas por el hielo se volverán tierras cálidas
Los grandes cambios mundiales ocurrirán en el lapso de una generación . Los cambios comenzarán en forma lenta . Se verá un aumento en su intensidad frecuencia e impredecibilidad de los terremotos y anomalías en el clima tales como tormentas violentas y sequías .
Mas tarde estos cambios aumentarán drásticamente en frecuencia , intensidad y violencia . Uno de los signos del comienzo de este período es el movimiento de masas de tierra en el Océano Pacífico , con simultánea actividad en el Mar Mediterráneo y Monte Etna en Sicilia . Esto marcará el comienzo de los cambios en gran escala.
Gran parte de Europa desaparecerá (La Parte Norte de Europa, Las islas Británicas) bajo las aguas en un pestañeo de los ojos . América estará sujeta a grandes cambios , pero éstos afectarán mayormente a la parte sur . Toda Sudamérica se verá sacudida como una alfombra sacudida por ambos extremos.
La costa atlántica de América se verá alterada , especialmente alrededor de Nueva York y Connecticut . Nueva York desaparecerá . California y la Península de baja California desaparecerán durante una serie de intensos terremotos.
San Francisco , Los Angeles y Santa Bárbara serán algunas de las ciudades notables que después no existirán. El Océano Pacífico cubrirá hasta la parte oeste de los Estados Unidos , hasta Arizona y Nebraska.
Ambas serán pueblos costeros . La parte sur de las Carolinas y Georgia quedarán sumergidas en el océano . Los Grande Lagos se drenarán hasta el Golfo de México a través del Mississipi .
La mayor parte del Japón quedará sumergida.
Resumen:
• El mundo sufrirá una gran crisis financiera.
• Tendrá lugar el gran terremoto de California.(BIG ONE) Carolina y Georgia padecerán inundaciones. Destrucción de Nueva York. Los grandes lagos verterán sus aguas en el Mississipi.


• Nuevas tierras surgirán en el Atlántico y el Pacífico, frente a las costas americanas, como los restos de continentes perdidos en otras épocas.(La Atlántida)
• Todo el continente sudamericano se verá sacudido de norte a sur.

• La mayor parte del Japón se hundirá en el mar.


• Europa septentrional se modificará en un abrir y cerrar de ojos. Los lugares dónde se desarrollaban las batallas de la guerra mundial estaban destinadas a convertirse en océanos mares y bahías.


• La tierra experimentará un cambio de sus polos electromagnéticos. Una vez cumplido el cambio de los polos, no habrá más desastres geológicos.

• El advenimiento de un nuevo Mesías y de otros dirigentes espirituales ocurrirá casi al final del periodo de grandes trastornos geológicos.
Este vaticinio proviene de informaciones directas transmitidas por Energías Superiores a unos cuantos enviados de todos los tiempos. Edgar Cayce, Giordano Bruno, y a unos cuantos más de nuestro tiempo actual.
A buenos entendedores...
Esperando que algunos reaccionaran y se salvaran gracias a las advertencias aquí formuladas.
Os recordamos que estos cambios responden a un proceso evolutivo Natural. Expresa el fin de una civilización y de un estilo de existencia para dar paso a un nuevo estilo dentro de nuevas condiciones.
Un salto quántico a un nivel superior de conciencia desde un planeta de cuarta dimensión.
La restauración de la sensatez y de los verdaderos principios Divinos de la creación, es el destino de nuestra humanidad.
Nos guste o no, lo creamos o no.
Paciencia que queda muy poco tiempo para que empiece fuerte todo lo anunciado más arriba.
Adán-Richard Wilson






Escucha el Texto Parte 1

powered by ODEO


  • Parte 1
    Cada año, miles de personas, en el mundo entero, descubren la vida y la obra de un hombre que fue semejante a tantos otros en muchos sentidos, esposo amoroso, padre de dos hijos, fotógrafo apasionado, catequista ferviente y aficionado a la jardinería; pero que se destacó por su talento psíquico, uno de los más vastos y fiables de todos los tiempos. Este hombre se llamaba Edgar Cayce.
    Durante cuarenta y tres años, efectuó "lecturas" en un estado de sueño auto-hipnótico, con la finalidad de ayudar a la gente. Se tendía en un sofá, cruzaba las manos sobre el plexo solar y entraba en trance.
    Entonces, bastaba indicarle el nombre de alguna persona y el lugar en que ésta se hallaba, dondequiera que fuese, para que pudiera hablar de ella y contestar las preguntas que se le hicieran acerca de la misma. Cayce generalmente disertaba con su voz habitual; una estenógrafa anotaba lo que se decía en la sesión, luego lo escribía a máquina, enviaba el original al interesado y archivaba el duplicado.

    Hoy en día, el A.R.E. (Association for Research and Enlightenment, Inc.), asociación que creó Edgar Cayce en 1931 en Virginia Beach, Virginia, pone a la disposición del público, en su biblioteca, 14 306 lecturas realizadas por Cayce, a las cuales se agregaron los testimonios, los comentarios y los seguimientos correspondientes. Esas lecturas representan el más considerable conjunto de documentos psíquicos de la misma procedencia. El A.R.E., que sólo tenía algunos cientos de miembros cuando Cayce falleció en 1945, es actualmente una organización de envergadura mundial. Permite a numerosas personas transformar su existencia gracias a la obra de este hombre muy sencillo que manifestó excepcionales facultades psíquicas.

    Edgar Cayce nació cerca de Hopkinsville, en el Estado de Kentucky, el 18 de marzo de 1877. Siendo el mayor de cinco hijos, se crió con sus cuatro hermanas en el ambiente de la vida rural de fines del siglo XIX, rodeado de sus abuelos, tíos y primos, que residían en los alrededores. Solía jugar con compañeritos ficticios, quienes fueron desapareciendo según él crecía. En aquella época, gran parte del país experimentaba un renacimiento religioso cuyo fervor podía explicar, al menos parcialmente, el profundo atractivo de Edgar por la Biblia y su aspiración de llegar a ser médico misionero. A esa edad, nadie hubiera sospechado la manera singular en que su sueño se concretaría.

    A los seis o siete años, contó a sus padres que tenía visiones sobrenaturales y que hablaba con su difunto abuelo. Ellos no le hicieron mucho caso, pensando que se trataba del fruto de una imaginación demasiado fértil. Edgar se refugiaba en la lectura de la Biblia, lo que le causaba tanta satisfacción que resolvió leer las Sagradas Escrituras del principio al fin una vez por cada año de su vida. Las historias y los personajes bíblicos ocuparon así un sitio privilegiado en su existencia. A los trece años, tuvo una experiencia que le impactó para siempre: la aparición de un ser angelical, una bella dama, quien le preguntó qué era lo que más anhelaba. Edgar contestó que deseaba asistir a otros, en particular a niños enfermos.

    Al poco tiempo, se percató de que le era posible memorizar sus manuales escolares durmiendo un rato sobre los mismos, aptitud que ya no podía atribuirse a una imaginación desbordante. Sin haberlos leído previamente, era capaz de dormirse sobre libros o documentos de cualquier tamaño o complejidad y, al despertar, de repetir su contenido exacto. Esta habilidad le favoreció en sus estudios, pero fue desvaneciéndose. A fin de ayudar económicamente a sus padres, Edgar abandonó la escuela a los dieciséis años y trabajó con un tío en la hacienda de su abuela.

    El año siguiente, la familia se instaló en Hopkinsville. Edgar encontró empleo en una librería. Algunos meses más tarde, conoció a Gertrude Evans, de quien se enamoró. El 14 de marzo de 1897, cuatro días antes de cumplir veinte años, se comprometió con ella. Ambos decidieron casarse en cuanto él tuviera los recursos necesarios para fundar un hogar.

    Edgar perdió su cargo en junio de 1898 y pasó a ser vendedor en una gran tienda. En breve se trasladó a Louisville, ciudad comercial de Kentucky donde había conseguido un trabajo mejor remunerado en una importante librería. En la Navidad de 1899, regresó a Hopkinsville y se asoció con su padre, Leslie Cayce, entonces agente de seguros. Edgar empezó a viajar de ciudad en ciudad, vendiendo seguros, así como libros y artículos de oficina. En 1900, a los veintitrés años, cuando su situación económica le permitía vislumbrar un casamiento próximo, sufrió una fuerte afonía después de haber tomado un sedante. Al principio no se inquietó, creyendo que la afección sería pasajera. Viendo que persistía, consultó médicos y especialistas, que no lograron hacerle recuperar la voz. Incapaz de expresarse más allá de un murmullo, renunció a su oficio y buscó otro que no exigiera hablar mucho.
Escucha el Texto Parte 2

powered by ODEO

  • Parte 2

    En Hopkinsville le ofrecieron un puesto ideal, como aprendiz de fotógrafo. De hecho, aunque su padecimiento fuera incurable, estaría cerca de Gertrude y de su familia. A menudo lamentaba el no haber podido seguir estudiando para ser médico o predicador. Se reconfortaba leyendo la Biblia y se alegraba con la expectativa de casarse y de tener hijos.

    En aquella época, el hipnotismo y los espectáculos teatrales eran muy populares. Un hipnotizador ambulante que se hacía llamar "Hart, ¡el rey de la risa!" llegó al teatro de Hopkinsville con su programa de comedia e hipnotismo. Hart tenía éxito y era concienzudo. Al enterarse de la dolencia de Edgar, aceptó procurar sanarlo. En una primera sesión, Hart lo hipnotizó y le sugirió que iba a recobrar la voz. Para asombro de los presentes, Edgar respondió con un tono normal a las preguntas que se le hicieron. Sin embargo, su cerebro no acató la sugestión post-hipnótica de continuar hablando claramente después de la sesión. Hart reiteró la tentativa en varias ocasiones, obteniendo siempre el mismo resultado: dormido, Edgar se expresaba de manera perfecta; despierto, volvía a su murmullo anterior. Los periódicos locales relataron la noticia, y cuando Hart se marchó a fin de cumplir con otros compromisos, mucha gente quedó persuadida de que el hipnotismo era, de alguna forma, la solución al problema de Cayce.

    Sabiendo que ciertos pacientes bajo hipnosis mostraban facultades de videncia, un especialista de Nueva York, interesado en el caso, aconsejó que se repitiera el experimento pero, esta vez, pidiendo a Edgar que comentara su propia dificultad, en lugar de sólo sugerirle que recuperara la voz. Sus padres se opusieron porque él se había debilitado físicamente desde el inicio de las sesiones con Hart, como si éstas le hubieran quitado la energía del cuerpo. Gertrude no intervino, dejando que su novio eligiera por sí mismo, ya que a Edgar le gustaba la fotografía y que, de un modo u otro, podrían llevar una vida feliz juntos.

    Cayce determinó someterse a una última tentativa bajo la supervisión de un autodidacta de la localidad, Al Layne, quien practicaba el hipnotismo y tomaba cursos de osteopatía por correspondencia. Además, propuso entrar en un estado similar al que le permitía memorizar sus libros de escuela en su adolescencia. Cuando estuvo dormido, Layne le preguntó cuál era la causa de su mal y la manera de curarlo. ¡Y Cayce contestó! Definió el problema como un trastorno psicológico que producía un efecto físico y recomendó que, mientras estaba inconsciente, se le sugiriera que intensificara la circulación sanguínea en las áreas afectadas. Layne respetó las instrucciones. Se pudo observar cómo la parte superior del pecho y la garganta de Edgar se tornaron color escarlata y calientes al tacto. Edgar permaneció unos veinte minutos así, en silencio; luego pidió que, antes de despertarlo, se le diera la orden de regularizar la circulación sanguínea. Layne siguió estas indicaciones y, despierto, Cayce se expresaba a la perfección, sanado de la dolencia que había sufrido durante un año. En esa fecha, 31 de marzo de 1901, Edgar Cayce había efectuado su primera lectura psíquica.

    Tanto él como sus padres y Gertrude se regocijaron de ese desenlace inesperado. Ahora, su meta era forjarse un porvenir en la fotografía y casarse pronto. Cayce, en consecuencia, hubiera desatendido su don inapreciable, a no ser por el interés de Layne en el extraordinario fenómeno que había presenciado. Desde años atrás, Layne padecía molestias gástricas que los doctores no lograban aliviar, y se le ocurrió solicitar una lectura al respecto. Estaba seguro de que sus conocimientos médicos le harían identificar cualquier sugerencia terapéutica perjudicial que pudiera mencionar Cayce. A pesar de su escepticismo, éste aceptó, pues se sentía obligado con Layne por haberle ayudado a recobrar la voz. La lectura se realizó de forma análoga a la anterior. Dormido, Edgar describió la afección en detalle y mandó ciertas hierbas medicinales, un régimen alimenticio y ejercicios físicos. En una semana, Layne se había mejorado tanto que se entusiasmó aún más con la facultad de Cayce. Le alentó a que diera importancia a su habilidad e intentara resolver otros casos.

    Edgar vaciló, porque no entendía el fenómeno ni conocía nada de medicina. Aparte de esto, sólo deseaba casarse, tener hijos y llevar una vida tranquila. Pero Layne le repetía que si su talento era beneficioso, tenía la responsabilidad moral de usarlo para el bien de la humanidad. Finalmente, después de mucho dialogar en familia, orar y examinar la Biblia, Edgar decidió continuar, poniendo dos condiciones: por un lado, si alguno de sus consejos resultara peligroso, las lecturas se interrumpirían enseguida; por otro lado, las personas involucradas recordarían que él era, ante todo, fotógrafo.

    Una de las primeras lecturas se dictó para una niña de cinco años de edad llamada Aime Dietrich, gravemente enferma desde hacía tres años. Como secuela de una gripe, su cerebro había cesado de desarrollarse y frecuentes convulsiones sacudían su pequeño cuerpo. A pesar de las consultas a eminentes médicos y especialistas, su mente se quedaba en blanco y su estado empeoraba.
Escucha el Texto Parte 3

















Edgar Cayce habló de las manchas solares desde un punto de vista espiritual, al igual que enfocaba toda la consecuencia sobre el ser humano. Y, basándose en una sabiduría universal a la que tenía acceso interpretando los registros akáshicos, tenía en cuenta las numerosas situaciones y las diferentes fases de la experiencia de los hombres en la Tierra.

Según manifiesta Edgar Cayce en su lectura 5757-1, que todos podrán consultar, hay muchos soles en el universo y uno de ellos es el nuestro. A su alrededor gira nuestra Tierra y ambos se mueven hacia algún lugar del espacio, pudiendo parecer, de este modo, que el espacio y el tiempo no tienen fin.

Pero, espacio y tiempo no son sino uno. Incluso el Sol, que es el centro de nuestro sistema solar, es el centro de nuestro espacio; y como ya dijeron en la antigüedad, a su alrededor la Tierra y sus compañeros los planetas circulan y giran.

En la antigüedad, ya se comenzó a comprender los planetas y sus influencias en la vida de los hombres, aunque lógicamente sin los medios de observación que hoy se consideran necesarios para su estudio.

Hoy en día, la astronomía se considera una ciencia y la astrología una tontería. ¿Quién está en lo cierto? Esta opinión se mantiene porque la posición de la Tierra, del Sol y de los planetas hace balancear a unos sobre los otros de alguna u otra manera; aunque parezca que no tienen nada que ver en la vida del hombre, en la expansión de nuestra vida o en nuestras emociones.

Entonces, ¿cómo y por qué los efectos del Sol influyen tanto en la vida en la Tierra, en la vida vegetal y mineral? Por tanto, si no tuvieran ninguna influencia el Sol ni los planetas, ¿por qué los antiguos veneraban al Sol como el representante de un continuo beneficio y de una benéfica influencia sobre la vida de los hombres en la Tierra?

Edgar Cayce continúa diciendo que debemos recordar que el Sol, la Luna y los planetas tienen unas órdenes de movimiento de la Divinidad y gracias a esas órdenes los planetas se mueven.

Únicamente el hombre recibe un derecho de nacimiento que es el de libre voluntad. Incluso que lo utiliza para desafiar a su Dios. Sin duda alguna, muchos de nosotros hemos puesto eso en duda, (y aquí está la clave espiritual que explica las manchas solares) sabiendo que la desobediencia en la Tierra se refleja en los cuerpos celestes y, a la vez, en las influencias que activan las órdenes de Dios. ¿Por qué? Según Cayce, porque como almas e hijos de Dios, Le desafiamos.

El Sol se hizo para derramar luz y calor sobre los hijos de Dios en la Tierra, y ni más ni menos que de esa misma composición es de lo que estamos hechos, o lo que se llama tierra que, como sabemos, tiene materia sólida, líquido y vapor.

¿Para qué son todos estos elementos uno en sus diferentes etapas de conciencia o de actividad? Aunque estas etapas se conviertan en un desafío a esa luz que se le ordenó examinar para mostrar en adelante la gloria de Dios, Su belleza, Su gracia, Su esperanza, Su paciencia, ¿no nos planteamos, entonces, que se reflejen sobre la cara del Sol esas confusiones y conflictos que han sido y son nuestros errores, nuestros pecados?

¿De dónde viene esto? ¿Cómo afectan estas manchas a los hombres? ¿Cómo nos afectan el enfado, los celos, el odio, como hijos de Dios? Si somos creadores de todo eso, por la ley de atracción querremos lo mismo. Si somos los recipientes de todo eso cuando provenga de los demás, de nuestros hermanos, ¿cómo nos afecta eso? Mucho más que esa mera confusión que se produce en la Tierra en forma de una mancha solar. ¿Qué es lo que provoca la interrupción de la comunicación de toda índole entre los hombres?

No tenemos más que recordar la historia, o la alegoría de la Torre de Babel. Las emociones se convierten luego en influencias que mostrarán al hombre su pequeñez ante cualquier odio, injusticia o lo que suponga una mentira. La honestidad con nosotros mismos debe imperar a la hora de pedir al gobernante de nuestra Tierra - el Sol - que escuche la voz de lo que creó, nuestra voz, y que dé una luz indulgente a la forma en que actuamos.

Porque el Sol brilla para todos, los justos y también los injustos, e incluso, a menudo, se refleja en lo que nos ocurre en nuestra relación a través de él. Cuanto más cuidado pongamos en nuestras relaciones con el universo y con esas influencias que controlan esos impulsos destructivos, mayor será la habilidad para confiar en nuestra fuerza interna de Dios - pero todavía mayor será nuestra responsabilidad con nuestro prójimo.

Porque lo que hacemos al prójimo, se lo hacemos al Creador - incluso también al Sol que refleja esas confusiones que surgen de entre nosotros en la forma de terremotos, guerras y odios, incluso en las influencias en la vida de cada día.

Por lo tanto, ¿qué son las manchas solares? La consecuencia natural de ese desorden que nosotros como hijos del cosmos, como hijos de Dios en la Tierra, reflejamos sobre El.

No debemos permitir que nuestros corazones se alteren, sino que pongamos nuestra fe en Dios. Actuemos así con los demás. El nos dio la mente, el cuerpo, la tierra donde vivir. Puso el Sol, la Luna, las plantas y las estrellas a nuestro alrededor para que las recordemos. Ahora que lo sabemos y lo hemos comprendido, ¿somos capaces de darnos cuenta de ello?

Debemos tener presente que la mente es la constructora. ¿Bajo qué cosa aparece el alma? ¿Como una mancha, un borrón en el Sol? ¿Hemos creado esperanza, paz, armonía en nuestras relaciones con los demás? Solamente cuando las manchas solares causan confusión, es entonces cuando aparecen nuestro miedo y nuestra cobardía, acordándonos de Santa Bárbara sólo cuando truena.


Cambios Sísmicos:
Según Cayce, los trastornos sísmicos irán aumentando progresivamente, lo que coincide con la confirmación de geólogos y sismólogos de que ha ido aumentando en todo el mundo el número de temblores, terremotos, erupciones, etc...

En 1932, Cayce advirtió que cuando se observe la primera demostración de ciertas condiciones en el Pacífico Sur, se den alzamientos y hundimientos en el Mediterráneo y se registre una mayor actividad en el monte Etna, sabremos que ha comenzado el periodo de grandes catástrofes mundiales.

En un vaticinio hecho en 1941, Cayce dijo que la parte continental de EEUU se vería afectada por los movimientos telúricos, pero que los mayores daños los padecería la costa oeste, los estados del centro y la costa oriental. Primero se producirían grandes explosiones en el Vesubio y en el Monte Pelado, en la Martinica. Cuando uno de los dos o los dos comiencen a rugir, en los tres siguientes meses, la costa sur de California y las zonas situadas entre el Lago Salado y la parte meridional de Nevada pueden verse inundadas. Tanto los Angeles como San Francisco serían destruidas antes que Nueva York.

Resumen de profecias:

• El mundo sufrirá una gran crisis financiera.

• Tendrá lugar el gran terremoto de California. Carolina y Georgia padecerán inundaciones. Destrucción de Nueva York. Los grandes lagos verterán sus aguas en el Mississipi.

• Nuevas tierras surgirán en el Atlántico y el Pacífico, frente a las costas americanas, como los restos de continentes perdidos en otras épocas.

• Todo el continente sudamericano se verá sacudido de norte a sur.

• La mayor parte del Japón se hundirá en el mar.

• Europa septentrional se modificará en un abrir y cerrar de ojos. Los lugares dónde se desarrollaban las batallas de la guerra mundial estaban destinadas a convertirse en océanos mares y bahías.

• La tierra experimentará un cambio de sus polos electromagnéticos. Una vez cumplido el cambio de los polos, no habrá más desastres geológicos.

• El advenimiento de un nuevo Mesías y de otros dirigentes espirituales ocurrirá casi al final del periodo de grandes trastornos geológicos.

Entrevista a Cayce:







Con relación a los cambios, que han de ser vistos como avisos, como un signo para aquellos, de que esto va a suceder prontamente – tal como se ha dicho desde la antigüedad, el sol se oscurecerá y la tierra se romperá en diversas partes – y entonces se proclamará – a través de la intersección espiritual en los corazones y mentes y almas de aquellos que han buscado Su camino- que Su estrella ha aparecido, y que dirigirá el camino para aquellos que entran en el sagrario de ellos mismos. Ya que Dios el Padre, Dios el Maestro, Dios el Director, en las mentes y corazones de los hombres, debe estar siempre en aquellos que van a conocerle a El como El primero en la búsqueda de aquellas almas....

Con relación a los cambios físicos de nuevo, La tierra se romperá en la porción oeste de América. La mayor parte de Japón se hundirá en el océano. La parte superior de Europa cambiará en un abrir y cerrar de ojos. Aparecerá tierra en las costas orientales de América. Habrán los levantamientos en el Ártico y en el Antártico que producirán la erupción de volcanes en las zonas tórridas y habrá entonces el desplazamiento de los polos - de tal forma que donde ha sido frígido o semi tropical se convertirá en mas tropical, y crecerán el musgo y el helecho. Y esto comenzará en aquellos periodos de 1958 hasta el 2008, este tiempo será proclamado como el período en que Su luz será vista de nuevo en las nubes. En relación al momento, a la estación, a los lugares, solamente le será dado a aquellos que han proclamado su Nombre – y que llevan la marca de Su llamado y de Su elección en sus cuerpos. A aquellos se les dará.



En la cámara de los registros (en Egipto) hubo mas ceremonias además de la convocación de la gente al finalizar aquello llamado la pirámide. Ya que aquí, aquellos que fueron entrenados tanto en el Templo del Sacrificio como en el Templo Hermoso se aproximaban al sellado de la cámara de los registros. Ya que debían ser guardados tal como habían dicho los sacerdotes de la Atlántida o Poseidia, cuando los registros de la raza, de los desarrollos, de las leyes pertinentes al UNO fueron puestas en sus cámaras y serian abiertas solo cuando se diera el retorno de aquellos al plano material o a la experiencia en la Tierra, cuando los cambios fueran inminentes en la Tierra; Que cambios? Vemos, empieza en el 58 y termina con los cambios forjados en los levantamientos y el desplazamiento de los polos, cuando comienza el reino en el 2008 (tal como se cuenta el tiempo en el presente) de aquellas influencias que informadas por muchos en los registros que se han guardado por aquellos moradores en la tierra de los pueblos Semíticos.






Es indudable entonces que las fuentes que hablan a través de Edgar Cayce, en reiteradas oportunidades predicen con claridad el desplazamiento de los polos, fenómeno que se inicia en forma gradual y que se comienza, con los levantamientos en el interior de la tierra, en el año 1958, culminado con el proceso de cambio en la corteza exterior lo cual debe darse entre 1998 y el 2000 al 2001 y hasta el 2012. Igualmente se predice que el sol llegará a su máximo de actividad en estos años.

Cayce no recordaba nunca nada de lo que decía en sus trances y su obra fue recopilada tomando al dictado sus visiones. Su libro Misterios de la Atlántida recoge cerca de 700 "lecturas parapsicológicas" que fueron recogidas a lo largo de veintiún años. Tal relato empieza por la llegada de la Humanidad a la Tierra hace unos diez millones de años y termina con el hundimiento de la Atlántida hacia el año 10.000 a. de C.

Los relatos sobre la Atlántida y Egipto aparecen entretejidos en las lecturas de Cayce. Habló repetidamente de Egipto como de uno de los destinos principales de los atlantes en su huida. En los textos aparecen diversas alusiones e indicaciones de que Egipto había sido un lugar de depósito de registros históricos de la Atlántida. También hablan repetidas veces de tumbas y pirámides "que todavía no se han descubierto" en la nación africana. Lo extraordinario de Cayce es haber acertado con datos que sólo recientemente se han sabido.













Entre los años 1957 y 1988 la Association for Research and Enlightenment, Inc. - ARE - (Asociación para la Investigación y la Iluminación), patrocinó diversos proyectos encaminados a la comprobación real de las salas ocultas propuestas por Cayce, contando para tal fin con organismos tan reconocidos como la Universidad de Ain Shams del Cairo o el Instituto de Investigaciones de Stanford, SRI. Las prospecciones y sondeos han dado como resultado la localización de vacíos en el terreno, en los mismos lugares referidos por el vidente.

Reencarnación y Kharma:

Edgar Cayce realizó su primera lectura en 1901, acerca de un problema de salud que le concernía personalmente. Luego dictó muchas más, pero el concepto de la reencarnación no apareció hasta 1923, en una sesión ejecutada para Arthur Lammers, impresor en Dayton, Ohio. Conviene mencionar que una lectura había abordado la cuestión doce años antes; no obstante, la alusión se ignoró durante mucho tiempo, pues nadie en el entorno de Cayce conocía el concepto en aquel entonces. A fin de cuentas, la reencarnación fue el objeto de casi dos mil lecturas psíquicas, denominadas "lecturas de vida". Constituye el segundo gran tema evocado por Cayce en trance. Reencarnación y Karma

En esencia, ¿qué es la reencarnación? Es la creencia de que cada uno de nosotros pasa por vidas sucesivas, con el propósito de crecer en espíritu y de recobrar la plena conciencia de su naturaleza divina. El punto de vista de Cayce excluye la metempsicosis o trasmigración de las almas, según la cual los humanos pueden reencarnarse en forma animal. A la vez, provee un marco filosófico para el pasado, poniendo especial énfasis en la manera de asumir nuestra existencia actual: debemos vivir el momento presente, procurando desarrollarnos espiritualmente y ayudarnos los unos a los otros. Las lecturas enseñan que el recorrido que hemos efectuado nos ha traído al punto en que nos encontramos. Sin embargo, lo esencial no es quiénes hemos sido o qué hemos hecho antes, sino cómo reaccionamos frente a las oportunidades y a las pruebas que surgen ahora mismo, dondequiera que nos hallemos. En efecto, nuestras elecciones y conducta del momento, provenientes de nuestro libre albedrío, son las que realmente importan. La perspectiva de Cayce, para nada fatalista, abre horizontes casi ilimitados.

En las lecturas, Cayce señaló también el peligro de comprender incorrectamente la reencarnación. Indicó que ciertas teorías alteraban su verdadero significado. En particular, todas las que no reconocían la libre voluntad creaban lo que llamó "un monstruo kármico", es decir una idea errónea que no tomaba en cuenta los hechos auténticos, ni la estrecha conexión existente entre el karma, el libre albedrío, el destino y la gracia. Aún hoy en día, mucha gente interpreta, de manera equivocada, la reencarnación como un eslabonamiento o una concatenación ineluctable de experiencias y de relaciones que nos impone nuestro karma. Si así fuera, nuestras decisiones anteriores nos obligarían a seguir una trayectoria marcada con acontecimientos específicos, y nuestro porvenir ya estaría fijado. Esta visión difiere totalmente de la de Cayce, pues las lecturas destacan que el pasado no proporciona sino una coyuntura posible o probable. Muestran que, lejos de ser meros espectadores, a veces reticentes, desempeñamos un papel dinámico en el desenvolvimiento de nuestra propia existencia.

La palabra "karma" es un término sánscrito que significa "obra, hecho o acto". A menudo se le da el sentido de "causa y efecto". Las lecturas concuerdan con esta acepción, pero añaden la noción filosófica inédita y exclusiva de que el karma puede definirse como una memoria. Por ende, no se trata de una "deuda" que tenemos que pagar conforme a algún criterio universal, ni de una serie de experiencias determinadas por nuestras previas acciones, buenas o malas. Elkarma es sólo una memoria, una fuente de información que incluye elementos ‘positivos’ y otros aparentemente ‘negativos’, en la cual el subconsciente busca los datos que utiliza en el presente. Esto explica, por ejemplo, las afinidades o las animosidades espontáneas que sentimos por ciertas personas. Aunque esa memoria subconsciente se refleja en nuestra fisonomía e influye en nuestros pensamientos, reacciones y decisiones, siempre podemos recurrir al libre albedrío para orientar nuestra vida.

Las lecturas de Cayce mencionan que cuando fallecemos, no nos reencarnamos de inmediato. Puesto que lo que llamamos subconsciente en el plano físico viene a ser nuestro consciente en el más allá, el alma recapitula todo lo que ha atravesado y escoge, entre las lecciones que debe aprender, las que se siente capaz de asumir ahora a fin de seguir su evolución. Entonces aguarda el momento propicio para renacer en la tierra.


Ordinariamente, elige un entorno que ha conocido antes. En cada nueva vida, opta por un cuerpo masculino o femenino, según el objetivo de su encarnación. Además, selecciona el ámbito y las condiciones (padres, familia, lugar, época, etc.) que le permitirán perfeccionarse y cumplir con lo que espera realizar. Sin embargo, sus experiencias dependerán de la forma en que emplee su libre albedrío dentro de ese contexto. En efecto, podemos considerar nuestras tribulaciones como obstáculos e impedimentos o, por el contrario, transformarlas en situaciones beneficiosas, en oportunidades de elevar nuestro nivel de conciencia. El proceso de reencarnación continúa hasta que logremos personificar el amor universal en el mundo y expresar nuestra esencia divina en todos los aspectos de la vida terrenal.

Conviene notar que talentos y cualidades nunca se pierden, de modo que las facultades cultivadas en cada encarnación se suman al capital del futuro. Por ejemplo, el don de los niños prodigios es el resurgimiento de un talento ejercitado en una o varias existencias previas. Asimismo, un excelente profesor de literatura podría haber sido escritor, historiador y copista en vidas anteriores. De hecho, nuestras aptitudes se manifiestan en función del motivo de nuestra encarnación actual.

Las lecturas revelan que el karma no se instaura entre los individuos, sino únicamente con uno mismo. En otras palabras, "uno siempre se enfrenta a sí mismo". En consecuencia, el curso de nuestra existencia se basa en las decisiones que tomamos a fin de responder a la coyuntura que nosotros mismos hemos suscitado. No obstante, la noción más difícil de entender es que, en general, se nos brinda la posibilidad de resolver nuestros propios problemas kármicos a través de nuestras interacciones con los demás. Por esta razón, en lugar de aceptar la plena responsabilidad de nuestros fracasos y decepciones, tendemos a imputárselos a otros.

Así nuestro karma nos es personal, pero nos sentimos constantemente atraídos por la gente o los grupos que nos ofrecen ocasiones favorables de asumirlo. De manera similar, ellos se acercan a nosotros en su recorrido individual para satisfacer su memoria kármica. Por lo tanto, nuestras relaciones con los demás nos permiten enfrentarnos a nosotros mismos y vivir sucesos que nos enseñan y nos ayudan a avanzar en el sendero espiritual. Con frecuencia, los episodios vividos en grupo reaparecen, en encarnaciones posteriores, como vínculos familiares, profesionales, culturales o étnicos. Las lecturas subrayan que nunca nos encontramos con alguien accidentalmente, porque las coincidencias no existen. Del mismo modo, no experimentamos de entrada una profunda simpatía o antipatía sino hacia personas que hemos conocido antes.

Debemos atenernos a las consecuencias de nuestras decisiones y actitudes previas, ya que cosechamos inevitablemente lo que hemos sembrado. La Biblia dice: "Todo lo que sembrare un hombre, eso mismo cosechará." Los adeptos de la reencarnación suelen afirmar: "Atraemos lo que es semejante a nosotros." Esto implica que, algún día, tendremos experiencias análogas a las que nuestras elecciones han producido en la vida de otros.

A diferencia de las doctrinas fatalistas que nos reservan una suerte inmutable, la teoría de Cayce asevera que somos dueños de nuestro destino. En efecto, podemos controlar nuestros pensamientos, palabras y acciones, y escoger nuestro comportamiento ante las circunstancias que nosotros mismos hemos engendrado. Comprendamos que todo lo que acontece en nuestra existencia es el fruto de nuestra propia creación, y que nuestras tribulaciones siempre contribuyen a nuestro desarrollo cuando las consideramos como oportunidades de corregir los errores del pasado o de adquirir sabiduría y entendimiento.

Descubrir por qué nos hallamos en una u otra situación no es necesariamente fundamental: lo primordial es cómo nos disponemos a hacerle frente, pues de nuestras reacciones nacen nuestras experiencias futuras. Así, dos personas podrán adoptar una actitud muy distinta en casos comparables, por ejemplo con respecto a la pérdida de un empleo. Mientras que una se angustiará y amargará, la otra verá una ocasión inesperada de reconstruir su vida y de dedicarse a alguna actividad que le apasiona desde hace mucho tiempo.

La reencarnación es un concepto que figura en las grandes religiones del mundo y no se limita a las filosofías orientales. Profesa la tolerancia y la compasión, contesta numerosos interrogantes y da sentido hasta a los más mínimos aspectos de la existencia. Algunos la encuentran provechosa, otros controversial. De cualquier forma, lo que los demás opinan no es pertinente. Los adeptos serios saben que todos hemos experimentado varios ámbitos, condiciones y circunstancias en el transcurso de nuestras vidas sucesivas. Ellos se sirven de la reencarnación, no para detenerse en el pasado o enorgullecerse de quizás haber gozado de notoriedad anteriormente, sino para crecer en espíritu y contribuir a mejorar el mundo en el que vivimos. Cayce ilustra esta idea en la siguiente lectura:




NO SOMOS RESPONSABLES DE LAS PUBLICIDADES DE GOOGLE QUE SALEN EN ESTE BLOG


NACIÓN CÓSMICA


 Nueva Web con toda la información desde Nación Cósmica








NACIÓN CÓSMICA


 Nueva Web con toda la información desde Nación Cósmica


Minibanner 120×60

Amigos Blogs y Webs

Artículos de Interes

Bibliotecas Esotéricas

Conocimiento Esotérico

DeportesTV Online

Descubrimientos Imposibles

Divulgación Cientifica

Juegos Online

Libreria Esotérica

Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov

Mensajes Cósmicos

Mundo de la Realidad Fantástica

Noticias online

Peliculas en Red

Profecias

Programas Pc Gratuitos

Radio ONLINE

Televisión ONLINE

Tirada Runas

Videos

WebCams


 

Your IP is:
Layouts and Images






Comunidad VídeoBlogs en Castellano