Crónicas Del Siglo XXI.

Para una Nueva Consciencia

Un placer presentaros uno de los blogs más puntero de informaciones sobre la Era de Acuario. Todo sobre los grandes cambios en curso. Nuestra meta es reconocer la Verdad de nuestra existencia humana. Las piezas están en todas las ramas del conocimiento humano, filosofía, ciencia, religión, paraciencias. Intentar reunir todas las piezas del puzzle de la Verdad para recomponerla, requiere saber aprender de todas estas ramas. Si ignoramos una parte de las piezas del puzzle, jamás podremos reconstituir la imagen completa de "La Gran Verdad" que nos une a tod@s. Quizás no la Verdad absoluta Universal Cósmica, pero sí, la pequeña Verdad de nuestra existencia humana. Muchas formas, pero un solo contenido bien definido para todo el mundo dicta nuestros caminos humanos. Tomar consciencia de nuestra verdadera "Dimensión" es nuestra meta. Gracias por existir, bienvenid@s en Crónicas del Siglo XXI.

                                                                                 Un Abrazo y que lo disfrutes.
"¡Nadie puede parar una idea cuyo tiempo ha llegado!". (Víctor Hugo)






Podemos Evolucionar TV




 

Piedras Grabadas Ica

Publicado el 31 de Marzo, 2007, 20:24. en Investigacion.

Comentar

Seguirme

Referencias (0)


 

JAVIER CABRERA DARQUEA

Desde principios de la Era Cristiana diversos contingentes de extraterrestres, provenientes del mismo planeta --Arbel IV--, se asentaron en lo que hoy es Perú y países adyacentes. Los trajo su afán colonizador y enseñaron a los pobladores terrestres, muy ignorantes en esa época, los rudimentos de diversas ciencias a través de grabaciones realizadas en piedras.

Los arbelianos eran verdaderos gigantes rubios, de tipo nórdico, muy similares a los immanos que se encuentran asentados en la isla "Friendship" al sur de Chile. Era lógico que los habitantes de aquella época los consideraran como dioses...



Acertó al descartar la posibilidad de que las piedras hayan sido grabadas por los Incas. Afirmaba, con excelente criterio, que las piedras eran muy anteriores al período en que los incas vivieron en Perú y, además, que las piedras daban fe de conocimientos tecnológicos que los incas nunca poseyeron.

MUSEO DEL DOCTOR CABRERA



























STEGOSAURIO













MAPA



























ASTRÓNOMO


























Los "gliptolitos", como bautizara el doctor Cabrera a las piedras grabadas, no eran más que cuadernos escolares utilizados por los extraterrestres para enseñar a los indígenas.













La historia conocida I

PIEDRAS GRABADAS DE ICA

Public. por "Lo Inexplicable" on line

Corría el mes de Mayo de 1966. Al consultorio del doctor Javier Cabrera, situado en la Plaza de Armas del pueblo de Ica, llegó su amigo Félix Llosa Romero, llevándole un regalo. Se trataba de una piedra ovalada, de color negruzco y aristas redondeadas; tenía grabada en una de sus caras la imagen de un extraño pez y su peso era mayor del que, a primera vista, correspondía a su tamaño. "Quedará muy bien como pisapapeles en tu escritorio", dijo Llosa, sin imaginar que su gesto amistoso sería el punto de partida de una larga investigación y de una polémica que iba a dividir a los estudiosos de la arqueología peruana.

No era ésta la primera piedra grabada que veía el doctor Cabrera. Treinta años antes, en la hacienda de su padre, una máquina que realizaba una perforación había extraído una piedra semejante de las profundidades de la tierra. Los obreros que realizaban el trabajo afirmaron que era una piedra inca; estaban habituados a desenterrar alfarería, metales y trozos de tela que daban testimonio de la orgullosa cultura que floreció en el Perú hasta la llegada de los españoles. El doctor Cabrera había olvidado el incidente, pero el gesto de su amigo hizo revivir su interés por las extrañas piedras y le preguntó dónde la había obtenido. Llosa le dijo que su hermano poseía una gran colección, proveniente del caserío de Ocucaje, donde un "huaquero" (campesino que realiza excavaciones arqueológicas clandestinas) las extraía por docenas.

Esto despertó la curiosidad del doctor Cabrera quien, a lo largo de los años, ha reunido una colección de miles de piedras grabadas. Y, lo que es más, ha realizado una interpretación, tan original como subjetiva, del posible significado de los grabados. Esta interpretación ha sido recibida con gran escepticismo por la arqueología y la antropología convencionales, pero, de ser cierta, revolucionaría todas las ideas actuales acerca de la antigüedad del hombre en la Tierra y también de sus orígenes.


Grabado de un simio


Una figura semejante a un simio con una cola muy parecida a los conocidos dibujos de Nazca.

Descifrando las piedras
El doctor Cabrera descarta con firmeza la posibilidad de que las piedras hayan sido grabadas por los incas. En primer lugar porque -según afirma- las piedras son muy anteriores al período en que los incas vivieron en Perú y, además, porque las piedras dan fe de conocimientos tecnológicos que los incas nunca poseyeron. En su enorme colección, el doctor Cabrera ha clasificado las piedras en diversos grupos, según los símbolos que presentan. Hay series que tratan de temas técnicos, otras de temas médicos, geográficos, antropológicos, zoológicos, etc. Esto no es tan fácil de apreciar para un lego; el doctor Cabrera ha atribuido significados a los símbolos que aparecen con cierta frecuencia en las piedras, y afirma que una pirámide -por ejemplo- simboliza una fuente de energía, mientras una hoja es símbolo de la vida, y una figura humana con determinados atributos representa a un hombre "reflexivo", mientras si esos atributos faltan se trata de un robot.

Hay series de piedras que describen con todo detalle la evolución de los dinosaurios, desde el huevo hasta la completa madurez; otras que relatan las incidencias de complejas intervenciones, y otras que explican con todo detalle cómo era el planeta Tierra antes de las grandes convulsiones geológicas que le imprimieron su conformación actual.

El doctor Cabrera ha bautizado a las piedras con el nombre de "gliptolitos" y califica a quienes las grabaron de "humanidad gliptolítica". A partir de sus interpretaciones de los dibujos grabados en las piedras afirma que esa humanidad gliptolítica fue creada por una raza superior que llegó a la Tierra desde algún lugar del cosmos. Al llegar a nuestro planeta, esa raza no halló vida inteligente, y decidió crearla a partir de un primate emparentado con el lemur, llamado notharcus, que se extinguió hace 50 millones de años. En su libro El mensaje de las piedras grabadas de Ica (Inti Sol editores, Lima, 1976), afirma: "Mediante el trasplante de códigos cognoscitivos a unos primates que pertenecían a un tipo de primate muy inteligente generaron hombres." Aparentemente, las piedras dicen que había varias categorías humanas: los de mayor poder cognoscitivo son los que el doctor Cabrera denomina "hombres reflexivos y científicos", por encima de los cuales se situaban, por supuesto, sus creadores, los hombres llegados del cosmos.

Esta humanidad gliptolítica decidió fijar sus conocimientos en piedra (y otros materiales como metales preciosos, destruidos por la avaricia humana) para evitar catástrofes a los hombres del futuro y ayudarles a regir su vida de acuerdo con normas sabias y racionales. Uno de los primeros pueblos que lo hicieron fue, según el doctor Cabrera, el pueblo inca.

Una acequia misteriosa
El descifrador de esta "enciclopedia lítica" afirma que los incas la conocieron y, aunque no estaban capacitados para entender su contenido a fondo a causa de sus rudimentarios conocimientos técnicos (pese a haber creado una compleja y eficaz organización social, los incas no conocían la rueda cuando llegaron los españoles a América) comprendieron que encerraba conocimientos de gran importancia, que no debían trascender al pueblo llano. Entonces, con el propósito de impedir que las inundaciones periódicas del río Ica erosionaran las piedras y arrastraran los yacimientos, el inca Pachacutec mandó construir una acequia que canalizó el exceso de aguas del río. Esa acequia se conoce en Perú como la acequia Achirana, y la leyenda cuenta que el inca la hizo construir porque se había enamorado de Achirana, la hija de un cacique de la zona, y deseaba favorecer a su tribu para conquistar su corazón. Sin embargo, el doctor Cabrera apunta que en esa zona jamás hubo cultivos, ya que durante siglos estuvo cubierta de bosques espinosos, de modo que la acequia sólo pudo servir para preservar las piedras, y la tradición del enamoramiento del inca puede haber sido una cortina de humo destinada a disimular la verdadera finalidad de la obra.

No obstante, resulta evidente que los gobernantes y sacerdotes incas prestaron mucha atención a la iconografía de las piedras, de las que habrían tomado el mito de Viracocha, antepasado mítico de los incas que había llegado por el mar y realizado grandes hazañas; Viracocha se correspondería así con imágenes que aparecen en los gliptolitos, de un hombre dando muerte a un dinosaurio (¿o dragón?), símbolo de valor y poderío.

Este contacto de las culturas preincaica e incaica con los gliptolitos explica, para el doctor Cabrera, la mezcla aparentemente arbitraria de objetos mortuorios hallados en las tumbas. En ellas, junto con objetos simples y toscos de la vida cotidiana (cerámica sencilla, mazorcas de maíz, telas rústicas) se encuentran objetos muy elaborados, que denotan una cultura y técnica superiores, como piezas de cerámica con complejos simbolismos, tallas en madera, objetos de oro delicadamente trabajados, telas finamente tejidas; esto significaría que los antiguos peruanos mezclaban los objetos que ellos mismos eran capaces de fabricar con otros, hallados, que habían sido fabricados por los hombres gliptolíticos durante el período terciario.

Por otra parte, Santiago Agurto, arquitecto y ex rector de la Universidad de Ingeniería de Lima, posee también una colección de piedras grabadas, extraídas, al parecer, de diversos enterramientos pertenecientes a las culturas Paracas, Ica, nazca y Tiahuanaco; esto confirmaría la sacralización de que fueron objeto las extrañas piedras por parte de aquellas sociedades.

Todo un manual de ciencia y tecnología
Existe un acuerdo bastante general entre arqueólogos y antropólogos en cuanto a la antigüedad de la especie humana: el hombre apareció en el cuaternario, después de la desaparición de los grandes reptiles, como consecuencia de los grandes cambios climáticos que favorecieron la evolución de los mamíferos en perjuicio de los ovíparos.


Cirujía compleja

Representación de una compleja operación de estómago, mientras que el cirujano opera el órgano fuera del cuerpo, otro aparto mantiene vivo al paciente..


Pero el doctor Cabrera no comparte esta creencia. Basándose en que las piedras grabadas son, geológicamente, andesitas, o sea, piedras que se formaron en el período terciario, afirma que fue en ese período cuando los seres superiores que llegaron del espacio crearon a la humanidad. Hasta el momento, los análisis no han confirmado que los grabados sean estrictamente contemporáneos de las piedras; sin embargo, algunos microorganismos hallados en las ranuras de los grabados sí tienen una antigüedad de millones de años. Por otra parte, existen otros indicios, en la propia América Latina, que apuntan hacia una mayor antigüedad del hombre. En Argentina, en el siglo XIX, el paleontólogo Florentino Ameghino afirmó haber encontrado restos humanos en terrenos terciarios. En su momento, estos descubrimientos fueron considerados con escepticismo por el establishment científico. El mismo desinterés mereció un hallazgo, más reciente, del antropólogo Hernao Marín en Colombia: los restos fosilizados de un animal antediluviano (un Iguanodon) aparecieron misteriosamente asociados a un hombre de Neanderthal.

Uno de los elementos que confirman la creencia del doctor Cabrera es una piedra donde está labrado un mapa del mundo tal como era en el período terciario (esta piedra está representada en la portada de su libro, reproducida en página 461). Allí, la forma y la disposición de los continentes es completamente diferente de la actual -algunas zonas parecen coincidir con los desaparecidos continentes de Lemuria y de la Atlántida-, y considerando que la geología no supo hasta fines del siglo XIX y principios del XX que los grandes cataclismos de fines del terciario habían provocado cambios espectaculares en la forma y disposición de los continentes, el doctor Cabrera sostiene que esa piedra sólo pudo ser labrada por hombres que vivieron en un planeta con esa configuración y que, además, poseían los medios técnicos necesarios para recorrerlo y observarlo desde grandes alturas.

Las series de piedras que el doctor Cabrera considera dedicadas a reproducir complejas intervenciones quirúrgicas confirman, en su opinión, esa gran superioridad técnica. Hay gran cantidad de dibujos que representan, en su interpretación, trasplantes de órganos (¡en algún caso de los hemisferios cerebrales!). El doctor Cabrera asegura que las piedras muestran diversas formas de anestesia (gas, acupuntura) y explican las avanzadas técnicas quirúrgicas de los hombres gliptolíticos. También les atribuye la autoría de tumis (figuras de oro en forma de hacha ritual, con incrustaciones de piedras preciosas, que se han encontrado en tumbas precolombinas) que informan, por ejemplo, sobre el ciclo menstrual femenino. Hay un tumi que, según el doctor Cabrera, forma parte de una serie sobre la patología quirúrgica del ovario.

Por ahora, las teorías del doctor Cabrera no han encontrado demasiado eco en la comunidad científica. Algunos de sus adversarios han llegado a asegurar que Basilio Uchuya, el huaquero que ha proporcionado la mayor parte de las piedras al doctor Cabrera., es el único artífice de las mismas; según esta teoría, Basilio las graba, untándolas después con betún de los zapatos y quemándolas para darles una falsa pátina de antigüedad. Esta ingeniosa teoría no tiene en cuenta la edad de Basilio ni el tiempo que requiere fabricar una de estas piedras. El huaquero podría haber hecho, en toda su vida, unas 10.000; ¡pero son ya cerca de 40.000 las que se han catalogado hasta ahora, y cientos de miles las que se suponen aún enterradas!

También es cierto que la aparición de cualquier grupo de objetos misteriosos representa un negocio potencial. Pero el doctor Cabrera se ha limitado a publicar sin grandes alardes los resultados de sus investigaciones. Además, su pequeño museo de la Plaza de Armas de Ica no recibe ni mucho menos la avalancha de visitantes que parecería merecer...

Por otra parte, se diría que Basilio prefiere mantener un velo de misterio sobre su hallazgo; no es de extrañar que lo haga, teniendo en cuenta la durísima legislación que afecta a los hallazgos arqueológicos: el humilde huaquero se vería privado inmediatamente de su ya no muy lucrativo modus vivendi.

No obstante, el doctor Cabrera no carece por completo de apoyo. El francés Chanoux, en su obra Enigma de los Andes, aseguraba que las piedras de Ica podrían ser "la biblioteca de los Atlantes que han existido hace 50 millones de años". El periodista español J. J. Benítez, en su libro Existió otra humanidad (Plaza y Janés, Barcelona, 1977), hablaba del hallazgo de dos cerros artificiales que recubrían un pavimento de piedras grabadas, en un lugar cercano a Palpa (Perú) hacia el cual parecen apuntar nada menos que las líneas de nazca

De todos modos, hasta que no se demuestre de forma fehaciente la autenticidad -y la antigüedad- de las piedras grabadas de Ica, no se podrá dar una opinión definitiva sobre su supuesto mensaje y sobre la interpretación que de sus imágenes ha hecho el doctor Cabrera. El tiempo y una investigación más rigurosa le darán la razón a él o a los arqueólogos convencionales, que tanto desconfían de sus piedras grabadas de la era terciaria.


La historia conocida II

LAS PIEDRAS DE ICA


ICA

En memoria del Dr. Javier Cabrera Darquea.



1) La primera rareza de las piedras de Ica radica en el mismo emplazamiento en donde fueron encontradas. Llegando del mar, o navegando a lo largo de las costas peruanas, cuando se divisa el "Candelabro de los Andes", siga vd la dirección que indica hacia las famosas líneas de Nazca y volará encima de Ica, pequeña ciudad a 360 kilómetros al sur de Lima.
Es une región desértica, de las más antiguas del globo, en donde se pueden ver numerosos restos de animales petrificados aflorando en la superficie.
El subsuelo contiene numerosas tumbas incas y preincásicas.

El Candelabro de Los Andes

Una de las innumerables líneas de Nazca


2) La segunda rareza es la manera cómo estas piedras fueron declaradas falsas. No serían otra cosa que ¡ una broma gastada por un simple campesino peruano iletrado !

Se dice que algunas piedras negras grabadas habrían sido traídas a España por los primeros conquistadores de Perú en el siglo XVI, luego otras habrían aparecido en 1908, luego, otra vez, algunas piedras se hubieran vendido desde el año 1961, pero no tenemos ninguna referencia al respecto y no las tomaremos en cuenta.

A principios de los años 60, las primeras piedras fueron reunidas por Carlos y Pablo Soldi. Durante años pidieron oficialmente muchas veces que sus piedras fueran examinadas por las autoridades dichas competentes, en vano. Luego en el año 1966, un arquitecto, Santiago Agurto Calvo, que también recolectó numerosas piedras durante años, abrió tumbas en Ocucaje. Y encontró otros ejemplares en las tumbas preincásicas.
Por primera vez la procedencia de las piedras podía autentificarse, de acuerdo con la arqueología oficial. Sin embargo no fue suficiente para despertar el interés de los arqueólogos.

Por consiguiente la historia oficial de las piedras de Ica empieza en 1966.

Con motivo de su cumpleaños, el Dr Javier Cabrera Darquea, médico y profesor de biología, pidió a un campesino de Ocucaje, para hacer de pisapapeles, una piedrecita grabada con un pez. ( véase la foto arriba de la página ). Este pequeño regalo anodino iba a modificar el transcurso de su vida. El biólogo cree reconocer en el dibujo una especie desaparecida desde varios millones de años. Extrañado, se va a volver en el primer cliente del supuesto falsario y empieza su colección que cuenta hasta más de 15 000 piedras, unas del tamaño de un tomate hasta otras que pesan más de 500 kilogramas, con un diámetro de más de un metro y treinta.
Entonces no dejará de reunir e intentar descifrar esta herencia tan única del pasado.

Pero el Dr Cabrera no lo puede comprar todo. Los huaqueros, saqueadores de tumbas, empiezan a vender ciertos guijarros a los turistas siempre ansiosos de antiguedades.

Las autoridades peruanas, negándose en que su país se convierta en el Egipto de América del Sur y en ver sus riquezas arqueológicas saqueadas por los extranjeros, conforme a las leyes nacionales e internacionales sobre la protección del patrimonio, detienen al mayor vendedor en su tenderete.

Se ve traído y encarcelado en Lima por saqueo del patrimonio nacional, corre el riesgo de muchos años de prisión, incluso a perpetuidad. El campesino, a pesar de ser iletrado, entiende la situación en seguida :

  • o para aliviar su castigo, revela el sitio en donde encontró las piedras,
  • o reconoce haberlas fabricado él mismo, en cuyo caso no se le puede perseguir judicialmente.

Por supuesto, firma una confesión completa : él fabricó todas las piedras, son falsas, engañó a los turistas. El caso está cerrado, todos se quedan satisfechos.

Aún más, durante el asunto, la BBC había mandado un equipo de reporteros para un documental sensacional sobre tan fantástico descubrimiento y el desengaño después de la confesión es inmenso. En unos pocos días la noticia da la vuelta al mundo entero, las piedras de Ica sólo son una broma más para explotar la credulidad de turistas en busca de "maravilloso".

Entonces los apasionados defensores del dogma asentado tuvieron la oportunidad de presumir, alegando que, por supuesto, habían presentido la trampa sin siquiera desplazarse para estudiar in situ estos guijarros, demasiado estrafalarios para ser verdaderos.

Pero podemos dudar, si estos científicos rigurosos y racionales, no se han dejado engañar a su vez.

Quedan varios puntos que aclarar :

  • Los guijarros son de andesita, una roca volcánica del mesozoico vieja de entre 60 y 230 millones de años, muy dura y oxidada en su capa exterior, lo que sin embargo permite el grabado. Pues bien, las ranuras que representan el grabado están también oxidadas y han sido reconocidas por un laboratorio peruano y otro alemán, de la universidad de Bonn, como muy antiguas ( un fechado exacto resulta imposible según el avance de nuestros conocimientos actuales ).
    Entonces sería muy interesante saber cómo y sobre todo por qué este campesino iletrado se hubiera complicado tanto la vida sólo para dar a una falsificación una apariencia auténtica de una manera tan sutil ¡ al oxidar las solas ranuras !
  • Otro argumento a favor de la autenticidad de estas pierras grabadas radica en su cantidad.
    Incluso teniendo en cuenta sólo las 15 000 piezas recogidas por el Dr Cabrera ( y se calcula que se han sacado entre 40 000 y 50 000, contando las que se vendieron a los turistas, las que siguen aún en posesión de los habitantes y las que están en el museo de Ica ) :
    • este pobre campesino hubiera debido emprender esta tarea desde su adolescencia a razón de 10 horas diarias y esto sin parar durante más de 40 años, ¡ bonito tesón y fenomenal constancia, para recoger in fine unos pocos dólares !
    • o este labrador dirige grandes talleres de fabricación que resultarían por lo menos bastante difíciles de disimular, y mantener en el secreto, por tener los aldeanos locales una doble actividad, lo que no hubiera quedado inadvertido. Sin embargo las pocas imitaciones patentes, son fabricadas a la luz del día y a cara descubierta.
  • Otro punto notable reside en la diversidad de los sujetos dibujados en las piedras y los conocimientos necesarios para imaginar todos estos grabados que convierten este campesino iletrado en un erudito sin rival.

3) La tercera rareza de los "gliptolitos" ( nombre dado a estos guijarros grabados por el Dr Cabrera quien los estudia desde hace unos 40 años ), reside en lo que estos grabados nos enseñan. Producen un rechazo sin ningún recurso de parte de la comunidad científica, por el desentono que revelan con todo lo que se nos ha enseñado.

Por ejemplo, se ven en desorden, hombres que domestican dinosaurios, que combaten otros dinosaurios, especies animales desaparecidas ( véase también Acambaro ), hombres que miran las estrellas con catalejos, que miran unos petroglifos o fósiles con lupas, mapas estelares, mapas de la Tierra tal como estaba hace 13 millones de años, operaciones quirúrgicas asombrosas, descritas paso a paso, cesáreas, transplantes de órganos, corazón, riñones e ( ¿ ) incluso cerebro ( ? ), etc...( véase la página siguiente )

Claro, todo esto no encaja en absoluto con lo que creemos que sabemos sobre el pasado. Sin embargo, son más que un sencillo revoltijo descriptivo, y estas piedras, según el Dr Cabrera, nos cuentan una historia de nuestro pasado.

En resumen, sin entrar demasiado en detalles fantásticos, una "humanidad" nos ha precedido. Había alcanzado un alto nivel tecnológico, pero se ha visto aniquilar por una catástrofe cósmica, caída de un meteorito o un cometa. Los supervivientes volvieron a empezar a partir de nada, y entonces grabaron para la posteridad estos guijarros como testimonio de sus conocimientos.

Tomados fuera de su contexto, estos guijarros no tienen ningún sentido, pero si se hace un paralelo con los otros descubrimientos imposibles de este sitio web, especialmente en paleontología, se pueden percibir las bases de una nueva prehistoria sin tener que poner en duda el conjunto de los conocimientos científicos parcelarios que nuestros investigadores acumularon con aspereza a lo largo del tiempo, y sin recurrir forzosamente a intervenciones exteriores "desconocidas", pero sin rechazarlas por lo tanto.


Durante años, el Dr Cabrera hostigó a su proveedor para conocer el emplazamiento de donde sacaba estas piedras, que traía primero con parsimonia, luego por cestas enteras.

En un principio consiguió aprender que después de una crecida muy importante del río Ica, un lado de la sierra se había derrumbado, descubriendo varias cuevas, cuyo emplazamiento el campesino deseaba mantener secreto.

Después de su "confesión oficial", el hostigamiento prosiguió, para saber esta vez cuándo, cómo y por qué él hubiera grabado todos estos guijarros. Pero, claro, todas sus contestaciones fueron contradictorias, confusas y evasivas.

Al final, el Dr Cabrera hubiera conseguido que lo acompañara al lugar, y según lo que dijo, hubiera entrado en una cueva que encubriría, según sus estimaciones, más de 100 000 piedras.

El Dr Cabrera siempre se declaró dispuesto a revelar este emplazamiento, sólo a un equipo de científicos, acreditado como es debido, para realizar investigaciones serias. Ya, pero puesto que las piedras se declararon falsas, hasta ahora ningún científico tuvo el valor, el atrevimiento, de afrentarse con la prohibición, de arriesgar su carrera, su fama, para emprender tal estudio.

Entonces, acaso por algunos años más, la memoria de nuestro pasado va a dormitar en el fondo de una cueva, esperando que nadie la vaya a saquear.


Igual que Emile Fradin en Glozel, el Dr Cabrera dedicó su vida entera a su museo. A pesar de las trabas, humillaciones, negativas sistemáticas de excavaciones capaces de aclarar el asunto, siempre acogió a los visitadores de su museo con gran amabilidad, hasta su muerte en diciembre del 2001, debida a un cáncer.
Su familia continua y el museo sigue abierto, unicamente con cita.

Un mensaje interesante encontrado en el foro de akasico sobre las piedras, un testimonio en primera persona sobre el tema:
Predeterminado Las Piedras De Ica por Escorpión

HOLA SALUDOS A TODOS

Sobre las piedras de Ica. Recuerdo en esos tiempos apenas me enteré me contacté con mi amigo un experto en la materia y viajamos a Ica. Es un departamento de las costas del Perù con hermosas playas, no hay indígenas, ellos son de otras zonas, la sierras del Perú.

Rápidamente dimos con el lugar en donde estaban las piedras que eran alrededor de 50 mil y estaban en una antigua casona en la plaza de armas de Ica.

Las piedras eran de todos los tamaños desde varios kilos hasta pequeñas que cabían en la mano, la mayoría de color oscuro con bajo relieves blancos.

Nos recibió el mismo Dr. Cabrera, dueño de las piedras y rápidamente hicimos amistad, era un gran conocedor del esoterismo y hombre de gran cultura, eso nos ayudó a entablar una larga conversación sobre el posible origen de las piedras, y nos fue mostrando una a una sus piedras preferidas, que las tenia agrupadas por temas, como astronomía, biología, medicina, historia etc.

Para el Dr. Cabrera las piedras eran los vestigios de una civilización muy avanzada y perdida en los tiempos o visitas que hemos tenido en el pasado por extraterrestres, a esas conclusiones llegaba por los grabados encontrados. Ejem.el sistema solar con dos planetas más 10, la tierra con tres lunas, se que muchos saben el significado de eso, hombres luchando con dinosaurios. La ciencia actual dice que pertenecen a tiempos distintos. Grabados haciendo transplantes de órganos antes del Dr. Barnard, en el grabado se ve claramente que la clave contra el rechazo se encuentra en la sangre de las embarazadas, porque acepta un cuerpo extraño (el feto) sin originar rechazo ni fiebres altas, Peces que salen del mar y trepan a los árboles (celacanto) muchas especies que sólo son conocidos por los especialistas como fósiles. La tierra con entradas por los dos polos ver en Internet (tierra hueca)

Conclusión de mi amigo el especialista y mía, es que las piedras son auténticas.

Las razones: los temas de las grabaciones corresponden a alguien que posea una súper cultura y en diferentes disciplinas y la zona es rural de campesinos.

2) Físicamente fabricar tal cantidad de piedras es prácticamente imposible.

3) El Dr. Cabrera en mi segunda visita que le hice lo encontré muy contento porque oficialmente y públicamente le habían declarado a sus piedras como falsificaciones y me mostró correspondencia con Louis Pauwels y Jaques Bergier autor del libro El Retorno de los Brujos y la revista Planeta que estaban coordinando para exhibir las piedras en Europa. Y me dijo muy contento "Gracias a estos ignorantes que dicen que las piedras son falsificaciones, entonces me las puedo llevar al extranjero sin ningún problema, no existe ninguna ley que impida llevar piedras sin valor al extranjero. A si que me las llevo todas, ja, aja, ja.

La Alegría del Dr. Cabrera duró poco tiempo porque cuando comenzó a hacer los papeleos para sacar las piedras recibió un comunicado que le estaba prohibido sacarlas por ser Patrimonio Nacional del Estado, bajo pena de cárcel si lo hacia.

Saquen ustedes sus conclusiones.

Escorpión
--------------------------------------------------------------------------------------------

Como siempre que cada uno se haga su propia idea sobre este interesante tema.

Adán Richard Wilson

NO SOMOS RESPONSABLES DE LAS PUBLICIDADES DE GOOGLE QUE SALEN EN ESTE BLOG


NACIÓN CÓSMICA


 Nueva Web con toda la información desde Nación Cósmica








NACIÓN CÓSMICA


 Nueva Web con toda la información desde Nación Cósmica


Minibanner 120×60

Amigos Blogs y Webs

Artículos de Interes

Bibliotecas Esotéricas

Conocimiento Esotérico

DeportesTV Online

Descubrimientos Imposibles

Divulgación Cientifica

Juegos Online

Libreria Esotérica

Maestro Omraam Mikhaël Aïvanhov

Mensajes Cósmicos

Mundo de la Realidad Fantástica

Noticias online

Peliculas en Red

Profecias

Programas Pc Gratuitos

Radio ONLINE

Televisión ONLINE

Tirada Runas

Videos

WebCams


 

Your IP is:
Layouts and Images






Comunidad VídeoBlogs en Castellano